Que equipo usar?

Una cámara en mano o un celular tipo smartphone y una idea en la cabeza ya son suficientes para comenzar a crear contenidos.

No es obligatorio comprar ningún accesorio específico, pero un soporte o trípode de cámara y un prompter pueden ayudarte mucho a la hora de grabar (ojo que hay servicios gratuitos y apss de prompter, si gratis). 

Fácil, ¿verdad? 

Tipos de cámara

El tipo de cámara para grabar videos que elijas depende de cuánto estás dispuesto a invertir y del tipo de material que deseas producir, ya que existen modelos específicos para grabaciones largas, escenas que implican acción y movimiento, etc.

A continuación te presentamos una lista con los principales equipos y hablamos los pros y los contras de cada uno.

Compacta

Las cámaras compactas tienen como principal ventaja el hecho de ser equipos sencillos de operar.

Generalmente, tienen controles de imagen automáticos, es decir, no es necesario configurar el ISO o la apertura del diafragma manualmente siempre que vayas a utilizarlas.

Esto puede ser un atractivo para quien está empezando a crear contenido ahora y todavía no tiene muchas nociones de captación.

Estas cámaras también son fáciles de transportar y poseen precios más accesibles. Un ejemplo de cámara compacta es la línea Cybershot de Sony, que fue muy popular a principios de los años 2000.

¿Esto significa que ese es el mejor modelo para grabar tus vídeos? ¡Noooo, calma, que no es tan rápido ni simple así!

Las cámaras compactas atienden bien la necesidad de un productor de contenido principiante, pero, por tener pocos recursos, pueden rendir imágenes menos profesionales.

Piensa bien en el objetivo de tu vídeo antes de empezar a grabar. Si la idea es hacer un vlog, que es un contenido más informal, una cámara compacta atiende perfectamente tu objetivo.

Action Cam

Action Cam es un tipo de cámara compacta que se destaca por tener un cuerpo ligero y muy resistente, lo que la convierte en una excelente opción para filmar al aire libre o vídeos de deportes radicales.

Este tipo de equipo permite ser acoplado fácilmente en diferentes superficies, por ser muy pequeñas y tener varios tipos de soportes específicos para fijarlas, lo que rinde buenas imágenes en escenas en movimiento.

Se hicieron muy famosas en 2011, con el lanzamiento de GoPro2.

A pesar de tener algunas ventajas, la Acción Cam tiene recursos limitados, por lo que no es el equipo más recomendado para grabar contenidos educativos.  

Camcorders

Durante la década de los 90´ las Camcorders fueron ampliamente utilizadas para generar gran parte del contenido audiovisual disponible en la época, incluso en el cine.

Son cámaras generalmente pequeñas y fáciles de operar, pueden tener funciones manuales, como control de audio, enfoque y zoom, buena autonomía de batería (lo que rinde un buen tiempo de grabación), además del visor móvil, que facilita el trabajo de captura de imagen.

Son equipos ideales para filmaciones más largas, como conferencias, por ejemplo.

El principal factor que pesa contra el uso de este equipo es que no genera imágenes muy buenas, lo que puede comprometer la calidad de tu contenido.

Recientemente algunos artistas, como Lana Del Rey, han utilizado la estética de Camcorder en sus videoclips, pero es imposible predecir si esta tendencia puede impactar contenidos producidos con fines educativos.

En todo caso, si tienes dudas debes pensar en primer lugar el perfil de tu espectador.

Smartphone

Actualmente, la mayoría de los smartphones ya graba en Full HD (High Definition/Alta definición), lo que es fundamental para captar imágenes de calidad.

Además, los teléfonos móviles son equipos muy convenientes, ya que en cualquier momento puedes sacarlos del bolsillo y hacer una foto o un vídeo.

También puedes producir contenidos interesantes con la ayuda de algunas aplicaciones que te permiten añadir filtros en las fotos y los vídeos, con lo cual generas un contenido que se adecúa más a tu mensaje.

La gama de precios del smartphone varía bastante, ya que es posible encontrar desde el aparato con menos funcionalidades, a partir de U$D80 aproximadamente, hasta móviles más modernos, como el IPhone, por ejemplo, que cuestan entre U$D500 y U$D1000.

Pero para gustos los colores yo prefiero y me gusta mas los Huawei, aun que esta marca no sea mi patrocinador, pero esta empresa a dedicado especial interés en la calidad de sus cámaras integradas.

En contrapartida, los smartphones generan una imagen de calidad inferior cuando se comparan con las cámaras DSLR, sobre las que hablaremos a continuación, y no son muy buenas para grabar vídeos en ambientes con poca iluminación.

Pero de nuevo Huawei ha mejorado mucho esto en sus equipos y creo que eso seguirá.

DSLR o mirrorless

Por último presentamos a las cámaras DSLR, las más recomendadas para la captura de vídeo. Ofrecen una imagen de excelente calidad, control, estabilidad, entre otras características avanzadas para quienes están grabando.

Este tipo de equipo tiene lentes intercambiables, es decir, puedes utilizar lentes angulares, tipo “ojo de pez”, o desenfocar el fondo de la imagen para reforzar tu intención con el vídeo y hacerlo más atractivo para tu audiencia.

Exactamente por ofrecer muchos recursos, las cámaras DSLR son equipos más caros y más difíciles de operar, por lo que no te recomendamos que hagas esta inversión hasta que no tengas conocimientos y destrezas para elaboración de vídeos.

Otros puntos que debes considerar al elegir tu cámara para grabar videos

Iluminación

La iluminación es muy importante para el vídeo, después de todo, sin ella, no hay imagen. Por lo tanto, es necesario que tengas en cuenta algunos aspectos básicos para que tu vídeo no parezca amateur.

Por más que el ambiente de la grabación esté bien iluminado, la cámara no puede captar toda la luz, lo que puede hacer imágenes con apariencia “granulada”. Esta pérdida de calidad ocurre en cualquier tipo de equipo, independientemente de si estás grabando con un smartphone o con una cámara DSLR.

Atención: nuestra principal sugerencia es usar luz artificial. Pero, quédate tranquilo, pues no hay que invertir mucho para hacer una buena iluminación para los vídeos.

Pista sonora

Si piensa en películas como Titanic o Guerra de las Estrellas, por ejemplo, verás que es casi imposible recordar una escena cuya banda sonora no sea tan significativa como la escena en sí.

En el caso de Star Wars, la marcha imperial se ha convertido en un himno de las personas que siguen al universo nerd.

Por eso, al editar tus vídeos, es importante elegir una buena pista sonora y utilizar efectos de sonido que ayuden a reforzar tu mensaje y causar impacto en tu audiencia.

Es importante resaltar que sólo puedes utilizar pistas que estén en dominio público, que sean sin costes de derechos de autor o bajo licencia Creative Commons.

Dominio público

Como el propio nombre lo dice, los derechos sobre la obra son públicos, pero no siempre eso quiere decir que puedes usar la música libremente, pues el artista todavía puede tener derechos sobre la grabación elegida.

Creative Commons

En general, los autores permiten cualquier tipo de uso libremente, pero aún así se recomienda estar atento a las atribuciones, pues el artista puede liberarlo para algunos usos (no comerciales, por ejemplo) y prohibirlo para otros (anuncios, por ejemplo).

Libre de regalías

No es necesario pagar las regalías, pero eso no quiere decir que la música es gratis. Generalmente pagas una vez y utilizas de acuerdo con la asignación especificada.

Para encontrar las pistas sonoras recomendamos tres plataformas: Audiojungle, que es un servicio pagado, Free Music Archive y Audio Library de YouTube, ambos gratuitos. Independientemente de la elección, es importante leer los términos de uso de la pista y estar informado de las asignaciones de la licencia para no violar los derechos de terceros.

Si tu intención es generar ingresos con tu canal en YouTube entonces debes redoblar la atención con ese aspecto, pues la plataforma sólo permite monetizar vídeos completamente libres de derechos de autor.

Áudio

La gente llega a ver vídeos con mala calidad de imagen, pero eso no sucede con un audio malo, ya que le impide al espectador entender lo que se está hablando.

Pero no te preocupes, pues hay una forma sencilla de resolver este problema: basta con utilizar un micrófono de solapa siempre que estés grabando un vídeo.

Se trata de un equipo discreto, sencillo de manejar y que puede ser encontrado en cualquier tienda de electrónicos.

Para capturar el audio puedes conectarlo a tu smartphone a través de un adaptador, que cuesta menos de U$D 20.

Es una solución sencilla que impide que la cámara registre sonidos externos, garantizando un audio de buena calidad.

https://www.tvptelevision.info